LAS DIETAS, LOS RESTAURANTES Y EL FIN DE SEMANA

Cuando empecé mi labor profesional como dietista- nutricionista me llamaba la atención que paciente tras paciente, prácticamente en su totalidad, me pedían clemencia para el fin de semana. Indistintamente cual sea su edad, poder adquisitivo, horario, costumbres… da igual, casi todos cambiamos el patrón dietético para los últimos días de la semana, ya sea comiendo fuera, reunidos con la familia o pasando la mañana del domingo optando a una estrella Michelín.

Este fenómeno social, es fácil pensar, que se origina en el poco tiempo libre que nos deja el ajetreo diario, por lo que reservamos el fin de semana para soltarnos el cinturón (en todos los sentidos de la expresión). Ayuda también el hecho de que vivimos en un país con una riqueza gastronómica inmensa y con una elevado número de locales de restauración, además de la sana maravillosa costumbre de celebrarlo todo comiendo y bebiendo. A esto se le suma, ese carácter tan nuestro, del: «si lo pago, me lo como», o «si lo he pagado, espero que me den cantidad».

Continuar leyendo «LAS DIETAS, LOS RESTAURANTES Y EL FIN DE SEMANA»